Joven cubanoamericana es nueva promesa de la física

 Sabrina Pasterski Gonzalez, joven científica cubanoamericana.

Sabrina Pasterski Gonzalez, joven científica cubanoamericana.


Con información de Marti Noticias

Sabrina Pasterski Gonzalez construyó y voló un avión a los 14 años y tras graduarse de MIT se ha metido en el campo de la física cuántica. Ha recibido una oferta de trabajo del magnate de Amazon.com, Jeff Bezos.


Se llama Sabrina Pasterski Gonzalez, tiene 22 años, está considerada una de las mentes más brillantes del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y ha sido contactada por Jeff Bezos, dueño y creador del gigante de ventas por internet Amazon.com.

El primer gran asombro que ha producido esta espigada muchacha de 22 años ─nacida en Chicago de una madre cubana, María Gonzalez, y un padre estadounidense, Mark Floyd Pasterski─ se remonta a una fría mañana de enero ocho años atrás, cuando entró a las oficinas del campus de MIT con un resultado en la mano: había construido un pequeño avión de un solo motor, tenía 14 años, y ya lo había volado.

Yo no lo podía creer, no sólo era muy joven, también era mujer
— Peggy Udden, un secretario ejecutivo del MIT

Su inmersión en el mundo de la aeronavegabilidad llamó la atención de algunos cerebros de la NASA ¿De quién más? Pues de Jeff Bezos, el fundador de Amazon.com y de la empresa de desarrollo y producción aeroespacial Blue Origin, quien le ha prometido empleo cuando ella esté lista.

El sitio web OZY contactó a Bezos, para comprobar si la oferta se mantenía en pie, y el magnate respondió: “¡Claro que sí, por Dios!”. Bezos fue criado por su padrastro de origen cubano Miguel Bezos, cuyo apellido lleva, pero la oferta no tiene nada de chovinista, sino de la típica luz larga empresarial del fundador de Amazon.

En 2016 las mujeres superdotadas no son una rareza en MIT. Según la publicación, casi la mitad de los estudiantes de licenciatura son del sexo femenino. El asombro de Udden llevó a la cubanoamericana ante los mejores profesores de la universidad, y ocho años más tarde Pasterski Gonzalez es una graduada de MIT y estudia para un doctorado en Harvard.


Fuera del ojo público

Las investigaciones de esta jovencita tienen al mundo de la física en un hervidero. Está explorando cuestiones muy difíciles y complejas de esa ciencia, como lo hicieran en su juventud Albert Einsten –su teoría de la relatividad acaba de cumplir cien años- y Stephen Hawking.

Pasterski está escarbando en la madeja profunda de los agujeros negros, la naturaleza de la gravedad y la relación espacio-tiempo. Particularmente se ha centrado en entender mejor el fenómeno de la “gravedad cuántica”, que trata de explicar el fenómeno de la gravedad en el contexto de la mecánica cuántica.

Los descubrimientos a los que llegue esta joven genial en esa zona podrían cambiar drásticamente la comprensión que tenemos hoy del funcionamiento del universo, y no pocos le auguran fama en su campo.

Pasterski Gonzalez no es irónicamente muy "moderna" en el sentido popular de la palabra: no tiene cuenta en Twitter ni actualiza la que abrió este año en Facebook. No tiene fotos en Instagram, no puso su currículo en LinkedIn: y asombrosamente no se ha comprado un teléfono inteligente.

Eso sí, se dedica a actualizar periódicamente un sitio web sin muchos adornos titulado PhysicsGirl, donde relata una larga lista de logros y habilidades, entre ellas, "distinguir la elegancia en medio del caos”.

La muchacha, que se crió en los suburbios de Chicago ya ha recibido cientos de miles de dólares en becas de la Fundación Hertz, la Fundación Smith y la Fundación Nacional para las Ciencias. Desde su modesto dormitorio en Harvard dice, hablando en frenéticas ráfagas, que los años que pasó empujando los límites de lo posible la condujeron a la Física.

Pese a su impresionante curriculum, MIT la colocó en una lista de espera cuando solicitó el ingreso. Pero los profesores Allen Haggerty y Earll Murman habían visto en un video a Pasterski construyendo su avión. Aseguran que quedaron boquiabiertos. Los dos la apoyaron y fue aceptada. Se graduó con el promedio máximo de 5.00

En la entrevista para OZY la periodista dice que Pasterski, hija única, habla con cierta torpeza y puntúa sus e-mails con caritas felices y signos de exclamación. Dice que solo tiene un puñado de amigos íntimos, pero nunca ha tenido novio, ni ha probado bebidas alcohólicas o cigarrillos. “Prefiero mantenerme alerta, y espero me conozcan por lo que hago, y no por lo que no hago”, dice.

No parece preocuparle que un 30 % de los graduados de física y química en EE.UU. estén desempleados y que otra fracción importante no haya conseguido trabajo en su campo.

Cierto que tiene una oferta de Bezos, pero dice que "la física es muy emocionante, no es un trabajo de 9 am a 5 pm. Cuando uno se siente cansado, duerme, y cuando no, se dedica a la física".